domingo, 16 de septiembre de 2007

Sabas Nieves-Silla de Caracas


Diario del camino: 16-09-07

Salimos como las 8 de la mañana desde Sabas Nieves para dirigirnos a la Silla de Caracas; una excursión regular, de unas tres horas de ascenso y similar número de horas para bajar. El día prometía sol y cumplió. Afortunadamente, los bosques de No Te Apures nos protegieron de sus rayos.

Subimos en alegre manada, unos 20 excursionistas; no elegimos capitán, reinó la informalidad. Poco a poco formamos pequeños grupos, según nuestro grado de entrenamiento, afinidad y ritmo de caminata. La conversa giró en torno a diferentes tópicos intrascendentes. Llegamos al Banquito en una hora y desde allí a No Te Apures caminamos los acostumbrados 20 minutos. En este punto descansamos un rato. Alguien recordó a una amiga enferma y ahora surgieron de manera espontánea los comentarios sobre la fragilidad de la vida –nuestra propia fragilidad- y la necesidad de vivir cada instante al máximo. Alguien dijo: “Vivir el presente”. Parece un cliché más.

Para tomar unas fotos me aparto del grupo y me adelanto un poco. La belleza y los colores de las flores me sorprenden en este camino que he transitado tantas veces. Siento que un manto verde me rodea, estoy consciente de la pureza del aire que respiro, adivino de cerca la neblina y me dejo envolver por ella. El viento y el frío erizan mi piel. Estoy cerca de la cumbre. El cielo se abre nuevamente y un rayo de sol me alcanza.

El Avila me arropa y vivo el momento.

3 comentarios:

Lemur: dijo...

Anjá, o sea que usted se quedó en aquello de "Carpe diem". Digo, por lo de "...vivo el momento."

Jejé, viví ese paseo con la excelente narración. Qué bueno, gracias por ese pequeño instante en el que me pude escapar al Ávila desde aquí, desde mi a veces aburrido lugar de trabajo.

Saludos

Aurora Pinto dijo...

Así es, Lemur, con algunos pequeños escapes (físicos o literarios) conseguimos sobrevivir al aburrimiento.

Saludos!
Aurora

Joseín Moros dijo...

Hola Aurora! Me gustó lo de "alegre manada", expresa la libertad de mente y cuerpo. Abrazos.